ME COMPROMETÍ….. (STORYTIME)

Así como lo leen me comprometí, pero no es como ustedes creen. Este compromiso no fue hacia otra persona, fue hacia mí misma. En pocas palabras me comprometí conmigo misma y me convertí en mi propia novia. Este es un ritual que decidí hacer a unos escasos días de mi cumpleaños número 30.

Les contaré que esta idea me llevó tiempo formularla y la concluí hace apenas 15 días, aproveché que mi madre tenía un evento en la playa y decidí acompañarla junto con mi padre. Tuvimos un viaje familiar como en los viejo tiempos.

img_20190119_1047295219883951505662151.jpg

Mi compromiso lo realicé el 19 de enero en una de las playas de Playa de Carmen (junto al puerto donde salen los ferri para Cozumel), eran las 11 de la mañana, mis padres decidieron rentar dos camastros para admirar la vista, mientras yo buscaba el lugar especial para realizar este magno evento.

img_20190119_1059003099008455619806458.jpg

Ese día, decidí arreglarme mucho, ponerme algo que me gustara y que me agradara mucho, al fin y al cabo iba a ser como una boda para mí, por lo tanto tenía que verme lo más bonita que podía, yo era la novia y tenía que verme y sentirme la mujer más atractiva que podía existir.

img_20190119_104458_hagrid465927054491404369.jpg

Siendo así escogí un vestido nuevo que había comprado hace tiempo, color rosa, muy fresco para la ocasión y dejaba relucir varios puntos que me gustan de mi cuerpo: Las piernas y los hombros. Use como accesorios un collar con la forma de mi país, México bañada en oro y le hacían conjunto unos aretes de la misma forma.

img_20190119_105002_hagrid12223553976620317208.jpg

Cuando me estaba arreglando y me veía, me sentía la mujer más guapa del mundo, estaba consiente que yo no soy perfecta, que tengo defectos y que hay cosas que no me gustan de mi físico, pero en ese momento nada de eso me importo, supongo que así se sienten las novias, las mujeres más hermosas y seguras de este loco mundo.

img_20190119_105024_hagrid5251966975267072846.jpg
img_20190119_105027_hagrid3925005766866183069.jpg

Regresando al momento especial, decidí sentarme en la arena y empezar ese discurso el cual llevaba preparando des hace mucho tiempo, en donde me prometía siempre amarme, respetarme, nunca olvidar quien soy, cómo soy, que tengo defectos pero puedo vivir con ellos. Tengo virtudes maravillosas las cuales me hacen brillar, tengo cosas que no me gustan, pero muchas de esas cosas me hacen luchar para aceptarme. Ver que aún me falta amarme más, que me importen muchas algunos comentarios, pero este romance apenas empieza y que mejor forma de celebrarlo junto al mar, en un lugar donde me da tanta paz y me siento muy conectado, sientiendome la mujer más guapa del mundo y en especial muy feliz. Recordando también que no debo ser tan dura y más cuando cometo errores, recordarme que no soy perfecta.

img_20190119_104811_hagrid2693622532609301026.jpg
img_20190119_104816_hagrid3871536934384825089.jpg

Este compromiso lo sellé con dos anillos, uno me va recordar este maravilloso compromiso, en el cual consiste en enamorarme cada día más de mi, invitarme hacer las cosas que más me gustan, a romper nuevas fronteras, crear sueños increíbles y guardarlos en el corazón, mejorar en lo que yo me proponga, y nunca olvidar que yo vine a ser feliz. El otro anillo es para recordar que viajar me hace feliz y compartirlo por medio del blog multiplica ese sentimiento, así que esa es el mejor recordatorio que puedo tener.

Después de prometer y ver porqué me comprometía decidí celebrarlo tocando el mar con mis pies, sintiendo como el mar me felicitaba por medio del viento, la fria agua que tocaba mi piel, la arena que se metía entre mis dedos. Para mí fue el momento mágico en el cual pude estar. Me sentía más feliz que nunca, quería llorar, brincar, gritar. Sólo me pude contener y gritar muy fuerte gracias.

img_20190119_105750_hagrid8707229333920558231.jpg
img_20190119_104955_hagrid8088410887432617029.jpg
img_20190119_110146_hagrid3508863914613091688.jpg
img_20190119_105825_hagrid6333049955244919058.jpg

Creo que todas las personas sin importar el genero, deberíamos hacer este ritual y renovarlo cada año, el amor propio es un proyecto que debemos siempre tener presente, recordar que antes de amar a alguien más necesito amarme yo primero, darme todo lo que puedo y no buscarlo en alguien más. Con esto no quiero que se de a entender que yo me estoy cerrando al amor de alguna pareja, al contrario, cuando llegue esa persona quiero que el me complemente, que me acompañe en este camino, pero no le daré tareas que me corresponde a mí. No podemos dejar la felicidad y sentirnos realizadas en alguien más, eso nos toca a nosotros.

Y ustedes ¿Qué piensan?, es necesario buscar el amor propio en alguien más? o ¿nos toca a nosotros? ¿me gustaría saber sus opiniones….. Nos vemos en el siguiente post

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s